4 de los mayores peligros de Internet y cómo prevenirlos

Internet ha crecido mucho desde los 90, hoy alcanza una cifra realmente grande de usuarios, basta con ver la Web Internet en tiempo real para apreciar como esta red de redes crece inevitablemente a números realmente sorprendentes. Con este crecimiento también llegan los peligros de Internet. Veamos 4 de los mayores que existen:


Peligros de Internet

1) Cambio de identidad
El cambio de identidad es un problema que ha afectado tanto a adultos como niños frente a la red. Un individuo en una sala de chat, en un foro, grupo o lugar de la web puede hacerse pasar por cualquier otro para engañar, estafar o realizar cualquier otra acción delictiva. La problemática es que no sabemos quien esta del otro lado del monitor, quien habla realmente con nosotros y hasta donde esta dispuesto a llegar. Ver la acción de los llamados Trolls en grupos de usuarios basta para comenzar a tener cuidado con las relaciones establecidas con gente que no conocemos en Internet. En estos ultimos 10 años el cambio de identidad se ha convertido en uno de los temas más controversiales de la red.


Solución:Como solución aquí es una cuestión de investigar, aunque parezca paranóia esta es la única manera de comprobar que quien está del otro lado es quien dice ser, puede que nos engañe en una red social pero no en otra, corroborar que los datos descriptos coinciden con el perfil que nos proporcionó, ver que nada sea extraño.

2) El Ransomware y la pérdida de información
El Ransomware es un tipo de Malware que genera acciones restrictivas dentro del sistema operativo de un dispositivo. La principal diferencia con los virus es que el Ransomware genera acciones que, muchas veces, no tienen vuelta atrás. La acción clásica es encriptar todos los archivos de la PC exigiendo un pago en dólares o bitcoins. El problema de la encriptación es el grado de complejidad que lleva. Desinfectar el sistema es algo sencillo, pero lograr volver tus archivos a la normalidad es un problema que suele tener difícil resolución.


Solución: ID Ransomware es una web que ayuda a identificar la infección para así lograr la recuperación de nuestros archivos. Crypto-Ransomware Vaccine es un software capaz de examinar nuestro sistema en búsqueda de posibles entradas de Ransomware y solucionarlas para evitar la infección, aunque la mejor protección a tener en cuenta es verificar archivos que contengan Macros de Excel, ya que suelen ejecutarse desde ahí. Un antivirus y antimalware más una periódica copia de seguridad deberían ser suficientes herramientas para combatir el Ransomware.

3) Phishing y engaños comerciales
Ya he hablado antes sobre estafas en la red, afortunadamente el Phishing es bastante simple de saltar, la seguridad de los clientes de correo hoy es más robusta y la credulidad del usuario esta bajando. De todas maneras, las victimas aún existen y de diferentes tipos. Antiguamente un sitio como Mercado Libre tranquilizaba a la gente poniendo su sistema de puntuaciones, hoy la cantidad de sitios de clasificados, incluso el mismo Facebook hizo que las ventas vuelvan un poco más a la clandestinidad, no sabiendo muy bien a quien compramos o vendemos algo.


Solución: En ofertas de trabajo, tarjetas de crédito, promesas milagrosas hay que tener extremo cuidado mientras navegamos. Lamentablemente para este tipo de peligros solo nos queda el sentido común, no hay otra forma eficaz de combatirlos. Cuidar la información que proporcionamos a las redes sociales es crucial para evitar robos, obtención de información para ventas, etc.

4) Páginas Webs falsas
Las páginas web tienen una dirección que podemos verla escrita en la barra de direcciones o en la barra de estado antes de hacer clic en un enlace, si esa página no es la del sitio puede que sea una copia con otras intenciones. Páginas de Bancos u otras de mayor envergadura son clonadas todo el tiempo con el solo propósito de extraer datos de las personas que acceden. No es lo mismo "Facebook.com" que "Facebokooo.com".


Solución: Tengamos siempre en cuenta de no introducir datos sin antes observar que la web corresponde a la que queremos acceder. Mirar la barra de direcciones antes, ningún banco solicita la contraseña al menos que sea en su formulario de entrada. Ante la sospecha, revisar en Google que la página no sea falsa.

  • Nivel de usuario: Básico
RELATED POSTS

Anímate a dejar un comentario en esta entrada para saber si te gustó o si tienes problemas con algún tema tratado en ella.

¿Te gusta UsuarioHoy? Recibe más entradas gratis en tu email.