Recuperando CD o DVD dañado



Cuando un CD o DVD ya no es leído por la lectora, estamos ante una pérdida de información, si es de DVD mayor aún. Que los discos se rayen o se dañen con el tiempo es irremediable, así que si nos encontramos ante este problema, lo importante es salvar los datos para volver a grabarlos nuevamente. Veamos cómo...

Mas vale prevenir

En el caso de que la información sea muy importante, en realidad lo que conviene hacer es dejar una copia de dicho CD en el disco, lo mejor sería en formato ISO, para, si le pasa algo al disco, poder volver a grabarlo sin problemas. Es un riezgo tener aquellos preciados documentos o fotos en un disco sin copia alguna.
Otra idea es un segundo disco, pensemos en que estamos gastando unos 3 o 4 pesos más pero estamos ahorrando en tranquilidad de la información.

El cambio de la lectora

Muchas veces la lectora es culpable de los fallos en la lectura de los discos, por lo que mejor es mirar la superficie del mismo, y si vemos que no esta tan dañada, limpiar la lectora es una buena opción. Para limpiar la lectora debemos sacarla del gabinete y seguir unos simples procedimientos. En estos casos no es conveniente utilizar cds de limpieza ya que generalmente terminan por ensuciarla y hasta rayarla aún más.
Si tenemos otra máquina u otra lectora, no estaría mal probar para ver si ese disco rebelde por fin puede ser leído.,

El disco esta totalmente rayado: Solución por Hardware.

Tengamos en cuenta que si el disco esta dañado desde arriba, o sea desde donde generalmente esta escrita la marca, entonces estamos ante un disco irrecuperable. La razón es que en dicho lugar se encuentra una capa que genera la refracción necesaria para leer la información.
Pero de no ser así, y estar rayado del otro lado, hay opciones caseras que increíblemente funcionan bien.

1) Lo primero que debemos hacer es tomar el disco y lavarlo con agua, solo agua, para quitar toda suciedad que posea. Una alternativa muy efectiva al agua es alcohol isopropílico, que se consigue en farmacias.

2) Lo segundo es ponerle un poco de pasta dentífrica, aquella que usamos para lavarnos los dientes. Lo mejor es que sea transparente, pero si no tenemos, la blanca hará un efecto similar.

Es para los dientes, pero también sirve para los discos rayados

Le pondremos un poco, y con el dedo cubriremos toda la superficie del disco. Luego de esto lo dejaremos en reposo unos dos minutos.
Con este procedimiento la pasta llenará los surcos del disco completándolos, generando como una especie de pulido.

3) Una vez pasado el tiempo, tomaremos una toalla fina o una gamuza, y secarémos el disco de adentro (desde agujero) hacia afuera, no en círculos, en línea recta.

4) Cuando este bien seco, veremos que el disco se ha limpiado bastante bien pero quizás ha quedado un poco opaco, así que utilizaremos el limpiavidrios convencional para terminar la limpieza, utilizaremos el mismo método, de adentro hacia afuera.

Ya le hice la solución por hardware, pero no funciona: Solución por Software.

Puede que aún haciendo el procedimiento anterior, debamos recurrir a un software de recuperación de datos de CD. En el mercado hay muchos, y aunque la mayoría son pagos, existe una alternativa gratuita llamada CD Recovery Toolbox Free. En el programa simplemete hay que indicar nuestra lectora y esperar a que recupere los datos.
Es importante que  el disco ya se encuentre limpio, ya que esto ayudará al programa a una mejor recuperación.

RELATED POSTS

Anímate a dejar un comentario en esta entrada para saber si te gustó o si tienes problemas con algún tema tratado en ella.

¿Te gusta UsuarioHoy? Recibe más entradas gratis en tu email.